Barca spotify camiseta

La buena situación deportiva del equipo propició que fuera adquiriendo cada día más socios entre aquellos seguidores que les gustaba el fútbol pero que por diferentes motivos no se sentían afines al Fútbol Club Barcelona. XIX, Ángel Rodríguez y un grupo de estudiantes de la Universidad de Barcelona fundaron la Sociedad Española de Foot-ball, -bajo amparo de la Sociedad Gimnástica Española y debido a que todos sus componentes eran españoles, en contraposición con la mayoría de clubes colindantes en la época que se componían de multitud de jugadores extranjeros-. La marcha de varios integrantes de la ciudad en 1906, en su mayoría universitarios que finalizaron sus estudios, provocó que los restantes abandonaran el club para recalar en uno surgido en 1902 con el que mantenía buenas relaciones, el X Sporting Club. Con la retirada de los grandes nombres, que sin embargo no mermaron la capacidad del equipo, figuraban en el plantel el capitán Pere Gibert o Emilio Sampere únicamente como grandes referencias. A pesar de no haber ganado ningún partido ni haber conseguido ningún gol, la experiencia se consideró positiva y es que con este viaje a la URSS el club empezaba a abrir puertas por el resto del mundo.

Allí permanecieron durante siete años hasta que tuvieron que abandonar Alemania por problemas de documentación. Al final de la temporada 1928-29, se homenajeó a Patricio Caicedo, quien se convirtió durante muchos años en el entrenador del equipo, mientras que en contraposición de las alegrías, hubo que lamentar el traspaso de Zamora al Real Madrid Club de Fútbol en el año 1930 por la cifra récord de 100 000 pesetas de la época, tras haber sido la más destacada figura del plantel durante la década. Se mantuvo así, hasta que apareciese en el club un joven Ricardo Zamora procedente del Universitary Sport Club, resultante de una fusión de dos clubes de estudiantes de Medicina y Ciencias. En la liga regular, el equipo lleva una mala trayectoria y se hacen cargo del equipo Ricardo Zamora y Julián Arcas, pero no logran evitar el primer descenso del club a Segunda División. Esto representó un golpe duro para la entidad, ya que en su afán de construir un estadio importante, había adelantado una cantidad importante de dinero para su construcción y la quiebra y el sobrecosto que supuso, pusieron la economía del club bajo mínimos.

Tras una reunión entre todos los involucrados se dio con la fusión de ambas entidades que desembocó en la fundación del Club Deportivo Español, y adoptó la base societaria y estructural del X Sporting Club -que en ese momento dejó de existir-, y adoptó los colores blanquiazules en su uniforme. A partir de entonces tras la concesión del título de real por parte del monarca Alfonso XIII, camiseta barcelona el mismo diseñador lo modificó añadiendo la corona real y ampliando el borde de la circunferencia para introducir la leyenda «Real Club Deportivo Español» al tiempo que las rayas verticales con los colores institucionales pasaron a ser oblicuas. El primero, como fue el de consagrarse campeón de un torneo ocho años después del último al vencer su segundo Campeonato de Cataluña gracias a la aportación de los ingleses; así como la concesión el 25 de abril de 1912 del título de «Real» por parte del monarca Alfonso XIII y por el que desde entonces el club sería nombrado Real Club Deportivo Español. ↑ «El ascenso del Atlético Baleares tendrá que esperar». Durante la década de los 70 y principio de los 80 destaca en el R. C. D. Español la figura del futbolista navarro Rafael Marañón, que con 111 goles llegó a ser el jugador que más goles había marcado en la historia del club durante muchos años, hasta que fue superado por otro icono de la entidad, Raúl Tamudo.

La posguerra comienza con un gran éxito para el club, alzándose con su segunda Copa de España en 1940, denominada por aquel entonces Copa del Generalísimo al imponerse en la final al Madrid Club de Fútbol por dos goles a uno. Espanyol auspició en su estadio el primer encuentro de fútbol femenino de España, organizado por su por entonces jugador Paco Bru. El 31 de mayo de 2009 se ponía fin a 12 temporadas en el Estadio Olímpico de Montjuïc, tras la marcha del Estadio de Sarriá, con el partido que ganó el R. C. D. Espanyol por 3 goles a 0 ante el Málaga C.F. En julio de 1951 se iniciaron las obras de ampliación de Sarriá, y el estadio, que pertenecía a la familia de La Riva, pasó a ser propiedad del R. C. D. Español que presidía Francisco Javier Sáenz. Un hecho destacable para la entidad se produjo la temporada 1964-65 en la que se fichó al argentino Alfredo di Stéfano.